Reiki

Reiki “Energía Universal”

El Reiki es un Sistema Terapéutico japonés, basado en la canalización y transmisión de energía a través de las manos.

Reiki son dos palabras: Rei “Universal” y Ki “Energía Vital”. Por ese motivo podemos decir que Reiki es Energía Vital Universal.

Mikaousui.jpg
El Doctor Mikao Usui nació en Japón el 15 de agosto de 1865. En 1908 redescubrió Reiki, en un retiro espiritual.

Actualmente, otras técnicas también usan la energía: la acupuntura (uso de agujas para facilitar el flujo de la energía), el shiatsu (presión de los dedos en distintas partes del cuerpo para conseguir el mismo efecto), técnicas de respiración y yoga (para activar la energía y conseguir el equilibrio energético). Todas estas técnicas sirven para armonizar el sistema energético.

Los chakras son los grandes centros de energía del cuerpo. La energía debe fluir entre todos ellos. Deben estar equilibrados. Reiki ayuda a equilibrar los chakras, mediante el aumento del flujo de energía.  

Los usos de Reiki son múltiples: sirve para tratar el estrés, es una potente herramienta de relajación, aporta paz y felicidad, armoniza nuestro cuerpo y espíritu…..Se usa tanto para pequeñas dolencias, como en enfermedades graves. No trabaja sólo a nivel físico, también sirve para tratar problemas emocionales. No hace falta sentirte mal para aplicarte Reiki, lo podemos usar a nivel preventivo y para conseguir mayor bienestar.

Reiki es sólo una herramienta, el cuerpo recibe la energía vital universal y la utiliza para armonizarse.

Reiki es una técnica muy sencilla. Todo el mundo lo puede practicar, no se necesitan conocimientos específicos. Todo el mundo lo puede recibir, no tiene ninguna contraindicación ni efectos secundarios.

La forma de practicarse consiste en una sesión, que puede durar entre 40 y 60 minutos. Se puede dar a uno mismo (si tenemos los conocimientos adecuados), o recibirla de otra persona. Puede darse tumbado o sentado. El practicante va poniendo las manos sobre la persona vestida, en zonas concretas de la cabeza, tronco y extremidades. No existe ninguna manipulación en el cuerpo, tan sólo imposición de las manos. Reiki no requiere de una concentración especial por lo que también se puede incorporar en el día a día y darte energía en diferentes momentos, viendo la televisión, en una reunión, en el autobús…

“El Reiki se encuentra al alcance de todos, inclusive de los niños, ancianos y enfermos. Todos podemos ser un canal de Reiki, no existe límite de edad”

Si quieres ser practicante de Reiki, sólo tienes que asistir a un curso impartido por un Maestro de Reiki.

“Reiki y yo”

Empecé con el Nivel I de Reiki en 2004 y me pareció una técnica tan maravillosa que me “enganché” y continué hasta formarme como Maestra en 2007. En esos momentos mi nivel de estrés era muy alto y uno de los efectos eran en mi mandíbula, que estaba agarrotada, mi boca apenas se podía abrir y me dificultaba la alimentación. Después del curso de nivel 1, me daba un autotratamiento cada día, según lo que nos habían recomendado y al cabo de unas semanas, me sorprendí al sentir que mi mandíbula estaba perfecta y mi boca se abría totalmente. No puedo decir que se trata de un efecto placebo, porque mi intención al darme reiki no se concentraba en esa zona de mi cuerpo. Yo realicé el curso para dar energía a mi hijo y que pudiera mejorar su salud y los efectos primeros fueron en mí.

Uno de mis objetivos es difundir esta herramienta entre el mayor número de personas, para que puedan disfrutar de un mayor bienestar.

Desde que comencé, hasta el día de hoy, he experimentado cambios espectaculares en mi vida, por lo que os animo a probarlo.

Mikao Usui estableció cinco principios, que nos permiten vivir una vida con más armonía:

  1. Sólo por hoy, no te enfades
  2. Sólo por hoy, no te preocupes
  3. Sólo por hoy, da las gracias por las bendiciones en tu vida
  4. Sólo por hoy, trabaja honradamente
  5. Sólo por hoy, sé amable
Fotos de stock gratuitas de adulto, amor, cama, color carne